EL CLIMA

El Mapa Agroclimático de Chile (INIA, 1989), considera el clima de Lonquimay como polar alpino de tundra por efecto de altura, con invierno frío y agroclima de cordillera central. Indica, además, que existen en Lonquimay estaciones muy marcadas, con veranos cortos y calurosos, caracterizados por altas temperaturas; en cambio, las temperaturas mínimas absolutas, descienden durante todos los meses de los 0°C, por lo que no existe período libre de heladas.


Basado en la clasificación climática de Koeppen, según el I.G.M. ( op cit., 1993), presenta clima templado, frío y lluvioso para sus zonas más bajas; en cambio, para las zonas altas, presenta clima de tundra por efecto de altura, con nevadas frecuentes en los meses de mayo a agosto. Se indica, con respecto a las bajas temperaturas que éstas, en períodos invernales, pueden descender de los -20º C.

Con respecto a los datos del clima de Lonquimay, la información de la Dirección de Aguas, (MINISTERIO DE OBRAS PÚBLICAS, 1999), indica que en la zona no existe período libre de heladas, y las precipitaciones promedian los 1.870 mm. anuales, en la estación de monitoreo del Sector Lolén, sin considerar las precipitaciones nivales.

Referente a temperaturas extremas, en Lonquimay a lo largo  del año, se obtienen valores de temperaturas mínimas bajo cero, que según CONAF (1992), llegan a  los -15º C; en cambio, para las temperaturas máximas absolutas, el documento técnico  del mismo organismo (op cit), cita temperaturas de   35º C.   

El rango anual de precipitaciones, según 37 años de  registros de Sáez y Almeida, es de 1980 milímetros, con alrededor de un 47 % de las lluvias concentradas  en invierno; 27 % en otoño; 18 % en primavera y 8 % respectivamente.

Otro aporte hídrico importante en la zona, lo constituyen las precipitaciones nivales, en cantidades no cuantificadas, concentrándose su ocurrencia, en el  período invernal. Su principal importancia radica en los deshielos estivales, constituyéndose en una importante fuente del recurso agua para esta época.

*DESCRIPCIÓN AGROECOLÓGICA
La descripción de las zonas agroecológicas para la IX Región de La Araucanía de ROUANET et al. (1988), ubica a Lonquimay en el área de la Cordillera Andina, indicando que esta zona agroecológica es la que presenta el menor potencial de producción de la región. Las praderas naturalizadas o naturales que existen en el área, son bastante estacionales en su producción (ROUANET et al.)( op cit.,1988), debido a las bajas temperaturas y posición altitudinal que define la vegetación. Las praderas sembradas son escasas, ubicándose en los valles y otras zonas bajas, como terrazas de ríos. Las especies utilizadas en la zona son fleo, pasto ovillo, trébol blanco y alfalfa.

*FISIOGRAFÍA
La zona presenta características fisiográficas propias de un ambiente de cordillera, con cumbres escarpadas, depresiones y valles. El valle tipo existente en la zona es el Torrencial, que debe su conformación a la influencia de los torrentes de aguas lluvia y deshielos, que forman valles
en V. Cerca del lecho de los ríos se han estructurado vegas sedimentarias, con inundación estacional, conocidas en la zona como "mallines".

Las lagunas y lagos existentes en la zona se deben a pliegues de la corteza terrestre, además de la influencia de capas impermeables circundantes, más que a efectos de glaciaciones, siendo mínima la presencia de morrenas en lugares aledaños.

El material parental es roca del tipo basáltico - andesítica, con presencia variable de cuarzo. Se suma a estos elementos constituyentes, los productos de reiteradas y recientes erupciones volcánicas, como lava, casquijos, piroclastos y pómez, todos en diferentes cantidades y grados de incorporación a los suelos de los sectores de Lonquimay.


*GEOMORFOLOGIA
El Instituto Geográfico Militar (I.G.M.)(1993), indica que esta zona presenta geomorfología caracterizada por cordones montañosos de Los Andes del núcleo central.

La principal sucesión montañosa es la Cordillera de Las Raíces, constituida por una cadena de montañas que se desprenden desde la zona Sur de la VIII Región,  corriendo en dirección Sur-Este  y encerrando al Valle de Lonquimay.

La topografía del sector es bastante heterogénea, existiendo una sucesión de montañas con cumbres escarpadas, cajones cordilleranos, serranías, depresiones y valles.

La zona Sur de la comuna, presenta características geomorfológicas más cercanas a las del territorio argentino, con colinas y pendientes suaves y extensas pampas estepáricas.

*HIDROLOGÍA
La zona de Lonquimay posee principal importancia hidrológica en la región sur del país, ya que aquí se originan dos de las principales cuencas hidrográficas de esta parte de Chile; éstas son: del Río Imperial, en la IX Región, y la del Río Bio-Bio, que avanza por la base de la Cordillera de Los Andes hacia el Norte, donde está la Central Hidroeléctrica de Paso Pangue, internándose en el llano central en la VIII Región. Ambas cuencas son de importantes centros urbanos.

*SUELO
Los suelos del valle corresponden a vegas del tipo trumao, de formación volcánica reciente,  caracterizados por bajos contenidos de materia orgánica y mucha susceptibilidad a erosionarse dada su alta fragilidad (Romero, 1997).
BESOAIN (1992), menciona  a la zona de Lonquimay como un ambiente agrovolcánico, con adición periódica de cenizas y piroclastos al suelo, producto de las erupciones volcánicas ocurridas. El citado autor indica que así es la manera como se forman y renuevan estos suelos.

*VEGETACIÓN
La fitogeografía más característica de la zona, está representada por bosque higrófito de ñirre (Nothofagus antarctica), y lenga (N. pumilio), así como bosque puro de araucaria (Araucaria araucana).  

La vegetación predominante en las zonas altas, después de los deshielos, corresponde a coironales, formados por la asociación de especies gramíneas tales como Stipa sp., Festuca sp., y Poa sp. En zonas altitudinales más bajas, la asociaciones más frecuentes corresponden a coirón - ñirre - quila y Colletia sp. - Discaria sp. - gramíneas.

*ZOOGEOGRAFÍA
Con relación a la importancia zoogeográfica de Lonquimay, PEÑA (1987), indica que las migraciones de insectos y animales superiores pudieron ocurrir a través de las zonas bajas de la Cordillera de Los Andes, como por ejemplo, la cordillera de la zona de Lonquimay.

 

 

RIABM

Red Iberoamericana 
de Bosques Modelo

Amigos

Prince Albert Model Forest

Un sitio de IndustriaWEB.cl